Lee aquí Lee la versión en PDF de la memoria institucional por los 27 años de la banca comunal.

La banca comunal ha contribuido históricamente a los esfuerzos nacionales de lucha contra la pobreza, pues se ha convertido, en muchos casos, en la única opción para acceder a un crédito. En Ecuador, fue implementada por primera vez en el año 1993 en la comunidad La Sequita de la provincia de Manabí por Project Hope (una fundación norteamericana) y luego en el 2002, asumida por Fundación ESPOIR, organización privada sin fines de lucro, especializada en otorgar microcréditos con educación.

Creamos vínculos sólidos con nuestros
clientes y nuestros colaboradores

Francisco Moreno


Director Ejecutivo de Fundación Espoir y líder del equipo fundador del primer banco comunal del país.

Alexandra Mendoza


Promotora de Crédito y parte del equipo fundador del primer banco comunal del país.

Neyda Laz Anchundia


Neida Soledad Laz Anchundia - una de las 17 fundadoras del primer banco comunal del país “María Auxiliadora” en la comunidad de La Sequita (Manabí).

Ceremonia de 27 años


Socios de Fundación Espoir, equipo gerencial y colaboradores, fueron parte de la ceremonia en homenaje a los 27 años de la banca comunal.

La banca comunal en el país

  • Metodología se basa en créditos con garantía solidaria.
  • Grupos integrados, en promedio, por 13 personas de un mismo barrio o sector.
  • En su mayoría son mujeres.
  • A nivel nacional

    $148

    MILLONES EN CARTERA *

    UN 3.75% DEL TOTAL DE LA CARTERA DE MICROCRÉDITO

    14.620

    BANCOS COMUNALES REGISTRADOS

    190.072

    ECUATORIANOS BENEFICIADOS **

    * Datos correspondientes a septiembre de 2020 de 13 instituciones (de las 51 que integran la Red de Instituciones Financieras de Desarrollo – RFD) que trabajan con la metodología de banca comunal.

    ** Según análisis de Fundación Espoir.

    Fundación Espoir

    2.954

    GRUPOS DE CRÉDITO

    (BANCOS COMUNALES) EN 82 CANTONES DEL PAÍS.

    48%

    TOTAL DE SU CARTERA

    REPRESENTA ESTE SEGMENTO PARA LA INSTITUCIÓN.

    40.000

    CLIENTES BENEFICIADOS

    EL 82% SON MUJERES

    Datos correspondientes a septiembre de 2020.



    Historias que inspiran

    Nuestros clientes nos impulsan a seguir trabajando para contribuir a mejorar su vida.

    benedicta-delgado
    "Nunca pensé que un crédito podría marcar la diferencia en la vida de una persona. Cuando recibí el crédito, hace 27 años, emprendí en el negocio de crianza de cerdos. Hoy a mis 74 años tengo opción de seguir solicitando préstamos para hacer crecer mi negocio."
    olaya-anchundia
    "Antes de conocer sobre Fundación ESPOIR no sabía lo que era tener un crédito. Finalmente me animé a formar el banco comunal en mi comunidad. Ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida porque me ha permitido emprender en varios negocios."
    rosa-laz-anchundia
    "El primer crédito que recibí de Fundación ESPOIR me permitió invertir en mi negocio de crianza de cerdos. Con los ingresos extras que generé invertí en arreglos para mi vivienda. Ha sido un camino difícil, pero estoy contenta y agradecida porque estas oportunidades son únicas."
    neyda-anchundia
    "Al ser parte de este grupo de crédito pude solicitar mi primer préstamo. Recuerdo que fue de 150.000 sucres (USD 6,09 actualmente) y me impulsó a tener un emprendimiento y me sirvió para solventar enfermedades. Ahora tengo 74 años; por lo tanto, ya no califico para un crédito en los bancos, pero aquí en ESPOIR tengo la oportunidad de seguir solicitando préstamos."
     
    ana-quijije
    "Hace 27 años era impensable que la mujer sea capaz de generar ingresos para su familia. Yo y miles de mujeres hemos demostrado que sí se puede. Con el primer crédito que recibí abrí una tienda, la tengo abierta hasta hoy y es uno de mis mayores orgullos."
    elena-anchundia
    "Tener mi propio negocio me permite generar ingreso para mi familia y eso me llena de satisfacción y me hace sentir útil. Además del crédito, Fundación ESPOIR nos ha dado capacitaciones sobre alimentación, salud y administración del dinero."
    paula-santana
    "Fundación ESPOIR es una institución que creyó en mí y en mi comunidad. Puedo decir que hay un antes y un después de muchas mujeres en La Sequita. Saber que podemos generar ingresos para nuestra casa nos hace sentir útiles y más aún a nuestra edad."

    Conoce más sobre la banca comunal:

    Principales entrevistas en medios de comunicación.

    Un reconocimiento a la labor de nuestros colaboradores y clientes